MBA online: voluntad, constancia y orden

Es ya una tradición, que los “headhunters” siempre se acerquen

a las escuelas de negocios en busca de talento. Pero el escenario ha ido cambiando bruscamente en los últimos cinco años, a partir de la irrupción de las NT’s en la formación de postgrado: nos referimos a masters y otros cursos de especialización online.

Pero hay más todavía desde el punto de vista metodológico, ya que las escuelas de negocio han advertido que los patrones han cambiado, al darse cuenta que no triunfa el más inteligente, sino el que tiene mas fuerza de voluntad, capacidad de sacrificio, orden y disciplina. Y todas éstas, son cualidades imprescindibles para realizar un master online, de ahí que son los perfiles más buscados por las seleccionadoras de personal.

En un mundo cada vez mas permisivo y con múltiples canales de dispersión – distracción de generaciones NINI (ni estudian ni trabajan)-, cada vez se valora más el que tiene la capacidad, orden y disciplina necesaria para ser capaz de realizar un MBA online que pueda compatibilizarlo con su trabajo.

Las escuelas de negocios deben ser conscientes que son el verdadero vivero de los líderes del futuro. Pero las nuevas coordenadas de la educación de postgrado, nos permite ver con claridad el enorme nivel y factor diferenciador de quién realiza un master online en solitario, que exige un gran esfuerzo y capacidad de sacrificio, además de una fuerza de voluntad y disciplina para llevarlo adelante cumpliendo un calendario que es bastante exigente.

El “noble arte” de dirigir (algunos de liderar) en el mundo de las organizaciones, es un trabajo solitario donde el líder se informa, analiza y elige, estableciendo prioridades acorde a sus recursos disponibles. Por tanto, realizar un master online es el mejor entrenamiento posible para desarrollar las capacidades de liderazgo, y esto los cazatalentos lo saben, contribuyendo con sus demandas a que cada vez son más valorados los cursos superiores online.

Cuando asistimos a los tribunales de fin de curso, vemos el uso de las herramientas y unos conocimientos desarrollados en equipo, mientras que otros mucho más compactos y coherentes son desarrollados en solitario con una enorme fuerza de voluntad, que es fruto de una acción constante y muy bien focalizada. Beneficio que se debe también, a la tarea minuciosa de estructuración de parte de los responsables de los programas en las escuelas de negocio, de cuáles deben ser los contenidos curriculares de los master y demás cursos de postgrado online.

Desarrollar la capacidad de concreción y focalización

Hoy es más importante que nunca esa capacidad de concreción y enfoque que se contrapone a la moda de la permisividad y dispersión tan frecuente hoy día.

Basta sentarse frente al televisor y ver cómo en cualquier tertulia política, si algo es lo que abunda, es la falta de capacidad de síntesis y orden en las ideas, que en el mejor de los casos, en vez de debate productivo se convierten en discusiones entre tertulianos.

También nos encontramos discusiones en comités de trabajos en cualquier empresa, en los cuales si algo se echa en falta, es una buena gestión del tiempo (recurso muy escaso y valioso) derivado de una falta de concreción, buena focalización de los problemas y cuestiones abordadas, así como una habitual falta de rigor (disciplina profesional).

Formación online e impacto macrosocial

Necesitamos insistir aún más a los agentes sociales y económicos, desde ya que a la sociedad en su conjunto, que la aportación que las escuelas de negocio hacen a través de la formación online, están justamente respondiendo a las nuevas demandas de los directores de recursos humanos y headhunters, que saben que incorporarán un “gran valor añadido” a sus cuadros.

La búsqueda se centra principalmente en aquellos jóvenes, que han sido capaces de compatibilizar estudios y trabajo. O sea que, los que se han ido perfeccionando en sus habilidades directivas a través de la formación online, son perfiles de personalidad apetecibles para cualquier organización y los responsables de RRHH lo saben y también lo valoran. Eso que se decía en el inicio de la globalización, de que los RRHH son el activo más valioso de las organizaciones, se mantiene, pero ad referéndum de una “segmentación” en cuanto a qué tipo de nuevos líderes se quieren incorporar para que asuman funciones de responsabilidad en el futuro.

La formación empresarial, no reglada y especialmente los cursos superiores, revisten la misma importancia como la actualización de materias lo es para un médico o un abogado: absolutamente necesarias. Sólo puede trasmitirse ese conocimiento desde la base de la experiencia.

Hemos sostenido en más de una ocasión desde este espacio de doctrina que es el Blog de la EEN, que como decía el famoso metodólogo suizo Jean Piaget, “el aprendizaje se puede realizar de dos formas posibles: el conocimiento per se y aquel que deriva de la experiencia”.

Las propias escuelas deben ser capaces de cultivar y fomentar esos hábitos de orden y constancia, que permitan realizar una acción coherente, enfocada hacia unos fines previamente determinados, para obtener la capacitación necesaria para gestionar y liderar equipos.

Las grandes organizaciones cada vez más apostarán por profesionales capaces de sacrificarse por alcanzar un sueño, contando con mayores probabilidades de éxito aquellos que no “se asustan” del trabajo que requiera sacrificio constante, coherente y bien focalizado.

Las escuelas de negocios ayudan a abrir la mente de sus postgraduados, para que puedan destacar, influir y triunfar. El mensaje más importante para la sociedad es que no es sólo en beneficio del alumno, sino de la organización que lo contrata y del beneficio social y económico a nivel macro que ello significa, dado que tendremos cada vez más, un tejido empresarial dotado de mejores talentos, mayor productividad, elevándose consecuentemente el nivel de competitividad del país en su conjunto.

Es tan claro, que sólo aquellas personas que se toman su tiempo en buscar sus propias motivaciones lo suficientemente ambiciosas y realizables, finalmente son los que triunfan. Pero tienen que estar dispuestos a pagar el precio que ese éxito implica tanto en tiempo, como energías o emoción.

Si quiere garantizar el buen gobierno de su organización, en la selección y búsqueda del talento con capacidad de trabajar de manera constante, coherente y enfocada hacia un fin determinado, no le quepa duda que estarán mucho mejor entrenados aquellos que lo han adquirido a través de una formación online en una escuela de negocios.

No es tan difícil. Aquellas organizaciones que tengan la necesidad de incorporar talento y hacer cambios en aras de esa mayor competitividad empresarial, tendrán en la EEN (Escuela Europea de Negocios) un aliado que le informará y asesorará en la elaboración de un plan de carrera adecuado y a la medida de las necesidades de la organización.

En la EEN tenemos un especial cuidado en binomio empresa- alumno que busca incorporar unos hábitos y orden dentro de valores tan antiguos como la templanza, prudencia, espíritu de sacrificio y manera de gestionar dentro de la ética y la justicia.

José Luis Zunni es director de ecofin.es y vicepresidente de FORO Ecofin. Director de ECOFIN Business School y coordinador de ECOFIN Management & Leadership.  Coordinador académico de la Red e Latam del grupo media-tics.com. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014.  Autor de ‘Inteligencia Emocional para la Gestión. Un nuevo liderazgo empresarial’, coautor de ‘Liderar es sencillo. Management & Liderazgo’ y coautor con Ximo Salas de ‘Leader’s time (Tiempo del líder)’

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *