Juegos del futuro

¿Pueden los juegos en los móviles ayudar también a mejorar las tomas de decisiones de los nuevos líderes empresariales? Claro que sí. Todo lo que sea ampliar la mente es bueno. Pruebas al canto: está más que demostrado hoy día, que los niños que están creciendo en esta revolución de las NT’s, no es que sean más perezosos a la hora de pensar porque todo está hecho, sino justamente lo contario: están aprendiendo otro lenguaje de comunicación que se sumará al lenguaje humano natural de nuestra especie. Una ventaja con la que no contábamos hace tan sólo 15 años.

Por eso, cuando vemos y analizamos el camino del éxito de famosos emprendedores en cualquier sector de actividad, surge siempre ese común denominador que les caracteriza: no temen al futuro. Es más: ayudan a construirlo y en cierto aspecto lo predicen. Este es el caso de a la personalidad a la que hoy damos réplica.

Tommy Palm es un exitoso fundador de al menos cinco start-ups, entre ellas tiene a sus espaldas el éxito de King en la industria del videojuego, tiene una filosofía muy personal sobre cómo una empresa eficaz debe funcionar y cuáles son las tecnologías del futuro sobre las que apostaría.

Palm no siempre ha acertado a lo largo de su carrera, aunque admite sin avergonzarse que en más de una ocasión la suerte le ha acompañado. Eso de que siempre aparecen hechos fortuitos que se interponen al líder en su camino, por más efectivo que sea y con un aditamento: le apetezca o no. Ni la fortuna ni la desgracia piden permiso. Simplemente ocurren.

Palm es un empresario del juego sueco que se inició en la programación como un adolescente en la década de los 80 utilizando una Commodore 64. Transformó su hobby en un estudio de juegos llamado Jadestone en 1999. Desde entonces ha iniciado cuatro empresas -la más reciente de las cuales, Fabrication Games”, fue adquirida por King Digital Entertainment.

Fue allí donde logró convertir a “Candy Crush Saga” en un éxito para la telefonía móvil. Tal fue la popularidad alcanzada por Candy Crush, que permitió que King saliera a bolsa con un valor de capital en acciones por 6 mil millones de dólares.

Palm no conocía mucho acerca de las redes sociales cuando King se convirtió en uno de los juegos líderes de Facebook. Si bien ha dejado muy buenos amigos, lo que realmente le apasionó fue volver a iniciar una nueva “aventura” empresarial. Palm está ahora alejado de King y como su ADN es de emprendedor, está empezando nuevamente de cero. Es un emprendedor nato. Cree que es su principal fortaleza.

Pasó momentos difíciles durante la crisis de las puntocom en los 90, pero la considera una buena experiencia de aprendizaje, habiendo hecho su particular viaje desde el lado del programador y haber aprendido más sobre la gestión y la economía a la que habría que enfrentarse en el futuro.

Admite que aún hoy está muy centrado en el producto. Es por eso que su nueva empresa “Resolution Games” es muy pequeña en cuanto a estructura con sólo cuatro personas.

Uno de los objetivos de “Resolution Games” es trabajar la realidad virtual del entretenimiento. Se canalizará hacia una especie de laboratorio o gabinete para el desarrollo de juegos.

¿Cuáles son las razones por las que apuesta por la realidad virtual?

Palm cree que en el sector de los juegos, la realidad virtual está aún en una etapa de “infancia temprana”. Porque cree que si bien es difícil persuadir al consumidor final, piensa que esta forma de juego virtual tiene un gran aliado en las plataformas. Su filosofía nos parece tremendamente aleccionadora para los jóvenes líderes de hoy y los potenciales que vienen detrás: “Empecé siendo demasiado joven en el mundo de los juegos, pero una cosa que me enseñó es que es muy bueno para construir conocimientos y tener la oportunidad de fallar y aprender cometiendo errores. Y no tratar de esconderse cuando algo malo (error o equívoco) ha sucedido, porque uno se caerá detrás”.

Su visión de la estructura ideal para una organización como la que preside Palm, es la que sostiene que es bueno mantener equipos pequeños. Nos parece acertada su definición de “equipo pequeño”: “El tamaño ideal de un equipo de trabajo es aquel en el que todos pueden estar en la misma habitación y hablar unos con otros directamente sobre la mesa. Eso significa grupos de ocho personas”.

Pero Palm es un empresario no sólo con una gran visión de cómo será el futuro, sino lo más importante, la coherencia tanto en su pensamiento como en las acciones que implementa. Porque insiste en que va a continuar estudiando y desarrollando productos que encajen con este tipo de estructuras, o sea equipos pequeños.

También insiste que en Suecia existe una tendencia a estructurar equipos de tipo transversal (planos como él les llama) para que en vez de estar reportando al jefe y esperando instrucciones, prevalezca la acción, o sea que el equipo y sus miembros tomen decisiones.

En cuanto a lo que la tecnología deparará a los juegos en el futuro, Palm cree que las tendencias de hoy en día deben tener en cuenta cuántas personas tienen una consola de juegos muy potentes en su bolsillo, debido a los teléfonos inteligentes.

Puede observarse cómo el mercado de los juegos se abre a una gran cantidad de personas que tradicionalmente no participaban en juegos, lo cual a su vez abre perspectivas de un mercado muy interesante para los próximos años. Están analizando una gran combinación de otras tecnologías, como coches y casas, que puedan actuar entre sí.

No debe despreciarse el poder pedagógico que tienen los juegos (hablamos que no sean únicamente basados en la violencia y muerte) en cuanto a la ayuda que prestan para que las personas puedan acostumbrarse a tomar decisiones, la velocidad en el proceso decisorio, contabilizar errores como parte necesaria de un proceso que en la vida nos lleva a un lugar de éxito, porque éste no nos acompaña todo el camino.

José Luis Zunni es director de ecofin.es y vicepresidente de FORO Ecofin. Director de ECOFIN Business School y coordinador de ECOFIN Management & Leadership.  Coordinador académico de la Red e Latam del grupo media-tics.com. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014.  Autor de ‘Inteligencia Emocional para la Gestión. Un nuevo liderazgo empresarial’, coautor de ‘Liderar es sencillo. Management & Liderazgo’ y coautor con Ximo Salas de ‘Leader’s time (Tiempo del líder)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *